La Responsabilidad del Cambio

Al comenzar a observarnos y conocernos, dando los primeros pasos en este nuevo sendero de comunión con la vida, la visión de nuestra realidad cambia.

Cuando experimentamos la plenitud de estar conscientes y atentos a esta nueva realidad, la enseñanza de la vida comienza a marcar su impronta en nuestro interior.

Cuando escuchamos conscientemente la voz del alma y somos testigos de la existencia del amor, cuando nos conectamos con la inteligencia de la naturaleza y nuestra expresión se vuelve humilde, sagrada y consciente, la necesidad de cambio de nuestras dificultades, se vuelve tangible, invitándonos a realizar un cambio radical de toda lógica, dinámica o actitud que provenga del pasado.

La vida derrama su magia sobre nosotros a medida que el cambio hacia esta nueva frecuencia se hace real y verdadero.

Cada ajuste interno que vamos realizando tiene como resultante cambio2un mayor grado de convicción, integridad y compromiso.

Cuando comenzamos a comprender la importancia y trascendencia de esta enseñanza, comenzamos a cosechar los frutos de haber sembrado el cambio en nuestra realidad.

La convicción nace en nuestro corazón, despertando un mayor grado de compromiso con la vida, sus mensajes y enseñanzas, con el otro y con nosotros mismos.

La promesa interna que sella en nuestro corazón el compromiso de seguir transformándonos marca el antes y el después en la vida de quien decide abordar conscientemente su propio proceso de búsqueda y evolución.

Una promesa que tiene como único y principal objetivo el despertar a la integridad en el interior de cada uno de nosotros…

Prometo respetarme…

Prometo perdonarme…

Prometo no volver a lastimarme…

Prometo aprender a amarme…

Cada una de estas sagradas promesas con mi propia alma representan una huella; un recordatorio constante del compromiso que asumí conmigo misma…

Cada promesa representa en mí interior la necesidad de libertad para transmutar y redimir cada uno de aquellos estados de rebeldía y dramatismo que solían gobernar mi vida y que hoy pueden encontrar su luz con la conciencia que regala cada aprendizaje de la vida…

Y gracias a esta enseñanza, aprendí a conocerme y a observar los pensamientos, actitudes y acciones que yo misma estaba gestando para encarcelarme…

libertad1Comprendí que el reprimir, condenar o justificar mis actos me alejaban de la verdadera esencia de amor que emanaba mi corazón…

Comprendí que solía responder de forma automática e inconsciente a los paradigmas de mi mente, encriptando mi verdadero ser; un ser que en realidad, desconocía e ignoraba…

Al tomar conciencia de la existencia del alma habitando en mi interior, surgió un sutil anhelo de libertad que marcó el camino para desencadenar las ataduras que me retenían en el pasado…

Los pensamientos, sentimientos e ideas se sutilizan en nuestra mente y nuestra humana condición se transforma a medida que el alma recupera su entidad en nuestro interior…

Reconocer, aceptar y vivir bajo la luz del alma, nos ayuda a comprender la trascendencia de nuestra propia existencia…

El alma nos indica constantemente el camino del compromiso con nuestra transformación para abordar el sendero del cambio con humildad y valentía…

Una vida rutinaria y ordinaria se transforma ante la presencia de lo nuevo cuando la magia irrumpe en nuestro ser y lo ordinario toma la esencia de lo sagrado, volviéndose extraordinario…

Transitar este nuevo camino desde la conciencia del alma, conlleva la responsabilidad de mantenernos íntegros e inquebrantables ante cada proceso de la vida que venga a transformarnos, involucrándonos aún más con nosotros mismos y con el verdadero propósito de nuestra existencia…

Esta enseñanza nos abre las puertas de la posibilidad y despierta en cada uno su esencia más sagrada porque conecta nuestra realidad con la conciencia del amor que se expresa en la magia de la vida…

Esta enseñanza nos muestra la importancia del cambio y ser conscientes de que el cambio es posible, llena nuestra vida de esperanza…

Cuando el cambio es tangible, nace la convicción en el corazón y se siembran las semillas del compromiso con nuestro futuro…

El compromiso de sostener y mantener una vida bajo la luz y conciencia que transmite esta enseñanza…

El compromiso de construir una nueva realidad, donde el pasado es redimido…

Donde los errores cometidos son el reflejo de lo que necesitamos transformar…

Donde cada experiencia nos nutre, conecta y despierta…

El compromiso de asumir con humildad, la responsabilidad de entregar nuestra vida al servicio de la paz, el amor y la esperanza…vision3

El compromiso de convertirnos en comunicadores del cambio, embajadores de amor y sembradores de esperanza…

El compromiso de crear y construir una nueva realidad mágica y trascendente, de luz, amor y conciencia para todas las almas y los corazones que formen parte de este mundo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s